SATSE pide a la FAMP permisos de estacionamiento para facilitar las visitas a domicilio y las urgencias

17 junio 2022

El Sindicato de Enfermería propone que se identifique de alguna forma el vehículo particular del profesional sanitario cuando está trabajando y que no se le multe si momentáneamente debe estacionar en zonas no autorizadas para atender urgencias. Afirma el sindicato que las visitas a domicilio son cada vez más frecuentes y que, en la mayoría de los casos, las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas deben realizarlas en sus vehículos particulares.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Andalucía ha remitido una carta al presidente de la Federación Andaluza de Municipios y Provincias (FAMP) para solicitar permisos de estacionamiento con los que facilitar la atención domiciliaria de las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas de los centros de salud así como la atención de las urgencias.

En la citada carta, el Secretario General de SATSE Andalucía, José Sánchez Gámez, expone una problemática que afecta tanto a las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas como a los demás profesionales sanitarios de los centros de salud de Andalucía.

Y es que, según indica, las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas de los centros de salud son los que ofrecen a los ciudadanos atención sanitaria y cuidados con mayor frecuencia, por lo que continuamente deben trasladarse a los domicilios de los pacientes. Además, debido al envejecimiento de la población, la atención domiciliaria a personas con problema de movilidad es cada vez más habitual.

Con el objetivo de agilizar las cada vez más frecuentes visitas domiciliarias, las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas de los centros de salud utilizan sus vehículos particulares para realizar su trabajo. De esta forma, invierten menos tiempo en visitar a los pacientes y pueden atender a un mayor número de ciudadanos de forma más ágil y rápida, con lo que pueden salvar vidas.

La falta de tiempo, así como la premura a la hora de atender a los ciudadanos en su domicilio, obliga a los enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas a estacionar en los lugares más próximos a las viviendas de los pacientes. En algunos casos puntuales, y debido a la urgencia de las intervenciones, los enfermeros de los centros de salud se ven obligados a dejar sus vehículos en zonas de estacionamiento controlado o similar, siendo sancionados por la Policía Municipal del municipio en el que se encuentren. En estos casos, pese a presentar recursos justificando que estaban en acto de servicio, han tenido que abonar la sanción e incluso se han visto obligados a pagar más por el consiguiente recargo, dinero que sale del bolsillo de las enfermeras, enfermeros y fisioterapeutas.

Por todo ello, SATSE insta a la FAMP a que llegue a un acuerdo con la Consejería de Salud y que los Ayuntamientos pertenecientes a la federación concedan algún tipo de distintivo personal para los vehículos que les permita ser reconocidos por la Policía Local en las salidas para la atención domiciliaria.

Con este distintivo, las enfermeras y enfermeras podrían aparcar, si la situación lo requiriera, en zonas no habilitadas para el estacionamiento, como las de carga y descarga, los vados o las zonas señalizadas como prohibidas, solo y exclusivamente para realizar su trabajo.

SATSE insiste en que esta tarjeta no daría carta blanca a los sanitarios para aparcar en cualquier lugar. Deberían hacerlo en los lugares habilitados para ello y, en caso de necesidad, se les permitiría estacionar en las zonas antes referidas siempre que el vehículo no obstaculizara el tráfico rodado ni el tránsito de personas en las aceras y zonas peatonales, y por el tiempo estrictamente necesario para dispensar la atención al paciente.