SATSE condena la agresión sufrida por personal sanitario en el Hospital Virgen Macarena

18 enero 2019

Esta nueva agresión por parte del familiar de un paciente se suma a las registradas a finales de diciembre en el Hospital Virgen del Rocío y el pasado 15 de enero en un centro de salud de Alcalá de Guadaíra. Ante el repunte de estos ataques, el Sindicato de Enfermería continuará con su campaña de concienciación “#Stop agresiones. Nada justifica una agresión” para sensibilizar a los ciudadanos.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, se ha sumado a la concentración convocada a las 12.00 horas de hoy ante las puertas del Hospital Universitario Virgen Macarena para expresar su más rotunda condena a la agresión sufrida por una enfermera y un médico el pasado miércoles por parte del familiar de un paciente.

Profesionales y usuarios del centro hospitalario se han unido a la concentración de repulsa convocada por la Junta de Personal del Hospital tras la nueva agresión a personal sanitario que se produjo en la tarde del pasado miércoles, cuando el familiar de un paciente comenzó a discutir con los profesionales que lo atendían y, en un momento dado, empezó a insultar y proferir amenazas contra la enfermera, que tuvo que esquivar a esta persona y salir corriendo para evitar una agresión física. Además, fue perseguida por el pasillo hasta que pudo alcanzar el mostrador de Enfermería.

Como consecuencia, la enfermera sufrió una crisis hipertensiva de la que tuvo que ser atendida y por la que recibió medicación. A pesar de ello, la profesional no se ha dado de baja y ha continuado trabajando estos días en sus turnos correspondientes.

SATSE vuelve a reclamar que se adopten las medidas necesarias para impedir este tipo de acciones y para concienciar a los usuarios del sistema sanitario público, ya que no es de recibo el maltrato físico y verbal que deben soportar de forma lamentablemente tan habitual los trabajadores en el ejercicio de sus funciones.

Esta agresión se suma a la producida a finales de diciembre en el Hospital Virgen del Rocío, cuando el familiar de una paciente ingresada atacó brutalmente a un médico, ocasionándole importantes lesiones, además de insultar de forma continua al personal de Enfermería.

Asimismo, el pasado día 15 de enero una celadora del centro de salud Virgen de la Oliva de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) fue víctima de una agresión verbal por parte de un paciente, que derivó en la activación del Plan de Prevención y Atención de Agresiones.

Ante esta realidad, el Sindicato de Enfermería reclama un esfuerzo en todos los ámbitos de la sociedad para acabar con las agresiones a los sanitarios que son cada vez más frecuentes en los centros asistenciales y demanda que se castiguen por la vía penal. La agresión física o intimidación grave contra profesionales del sistema sanitario público en el ejercicio de su función asistencial viene siendo considerada como delito de atentado a la autoridad por los tribunales.

El Sindicato de Enfermería, por su parte, continuará con su campaña que, bajo el lema “#Stop agresiones. Nada justifica una agresión”, lleva desarrollando desde el mes de marzo. La campaña de SATSE busca sensibilizar a los ciudadanos sobre la necesidad de que se mantenga, en todo momento, una relación de respeto y confianza entre profesionales, pacientes y familiares.

Además, el sindicato destaca la importancia de aumentar la formación de los profesionales para afrontar situaciones conflictivas; desarrollar protocolos de actuación ante agresiones que no se queden en el papel, o continuar con la implantación de actuaciones disuasorias, como la instalación de timbres en las plantas, así como investigar en cada caso qué ha podido generar que un ciudadano agreda a un profesional mientras éste le atiende.

Por último, SATSE plantea otras medidas como la actualización del Plan de Prevención del SAS y la creación de un Observatorio autonómico contra la violencia en el ámbito sanitario, que apoye y mejore las acciones y medidas en los servicios sanitarios públicos, así como en los centros privados, para evitar, reducir y minimizar las agresiones y sus consecuencias.

Galería multimedia