SATSE acusa al Distrito Sanitario Sevilla de bloquear las medidas de conciliación familiar y laboral de sus profesionales

16 marzo 2021

El Sindicato de Enfermería advierte que se está impidiendo el disfrute del derecho a la reducción de jornada que se puede solicitar en casos de guarda legal para hijos menores de 12 años, personas mayores que requieran especial dedicación o discapacitados. Ni se facilita la elección de horario para su disfrute ni en la mayoría de los casos se está sustituyendo al personal, una situación del todo incomprensible a juicio de SATSE si se tiene en cuenta que estos permisos conllevan una disminución salarial que debería destinarse a garantizar la cobertura del servicio.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Sevilla ha denunciado que la Dirección Gerencia del Distrito Sanitario Sevilla, del que depende el personal de todos los centros de salud de Sevilla capital del Servicio Andaluza de Salud (SAS), bloquea de manera sistemática las medidas de conciliación de la vida familiar y laboral, en especial en lo que afecta a las reducciones de jornada de los profesionales para el cuidado de hijos o personas dependientes a su cargo solicitadas por las enfermeras y enfermeros.

En este sentido, SATSE recuerda que el marco normativo vigente en esta materia incluye entre los derechos de los trabajadores del SAS optar, cuando su situación personal lo requiera, por una reducción de jornada, que conlleva reducción proporcional de sus retribuciones. Se puede reducir la jornada laboral, con su correspondiente disminución de retribuciones, en casos de guarda legal para hijos menores de 12 años, personas mayores que requieran especial dedicación o discapacitados.

Así, los profesionales del SAS, siempre según la normativa vigente, puede decidir cuánto se va a reducir la jornada, la concreción del horario de trabajo que realizará una vez reducida la jornada y la duración del período de disfrute de la reducción de jornada en su jornada ordinaria, siéndole aplicada una disminución de su salario proporcional a la reducción de jornada.

Sin embargo, el Sindicato de Enfermería advierte que desde la Dirección Gerencia del Distrito Sanitario Sevilla se está impidiendo que los profesionales puedan hacer uso de estos derechos laborales ya que ni se les facilita la elección de horario para su disfrute ni en la mayoría de los casos se sustituye al personal, una situación del todo incomprensible a juicio de SATSE si se tiene en cuenta que estos permisos conllevan una disminución salarial que debería destinarse a garantizar la cobertura del servicio.

Así, a profesionales que tienen concedida legalmente la reducción de jornada no se les permite decidir sobre el horario concreto de disfrute de dicha reducción, decisión que por ley corresponde exclusivamente al trabajador, impidiendo así que organicen sus jornadas laborales para poder conciliar su actividad profesional con la causa por la que solicitan acogerse a esta reducción.

De otro lado, continúa SATSE, en vez de contratar a profesionales para realizar las sustituciones, en demasiadas ocasiones se obliga al resto de la plantilla del centro a asumir la labor de los compañeros con jornada reducida situación inadmisible que genera conflicto entre profesionales por sobrecargar a estos por no producirse la contratación nominativa de personal necesario para cubrir el permiso por reducción de jornada.

A juicio del Sindicato de Enfermería, esta situación es consecuencia de la política economicista que prevalece en el Distrito Sanitario por encima del respeto a los derechos laborales de sus profesionales o de garantizar la asistencia sanitaria al ciudadano, que también se resiente por la negligente política de personal.

Para el sindicato, es lamentable la total falta de sensibilidad mostrada por el Gerente del Distrito Sanitario Sevilla, José Manuel León Sotelo, hacia unos trabajadores que, lejos de ser valorados o recompensados por su dedicación y entrega laboral, en especial durante la pandemia, son víctimas de un maltrato desde la Administración que les dificulta sobremanera un derecho reconocido por ley y cuyo fin principal es dar estabilidad familiar a las personas trabajadoras para poder cuidar al mismo tiempo a familiares mayores o hijos menores.

Ante esta situación el Sindicato de Enfermería concluye exigiendo que cese de forma inmediata esta vulneración de los derechos en materia de conciliación de la vida profesional y familiar advirtiendo que, de no ser así, adoptará las medidas legales que estime oportuna ante los organismos competentes en materia laboral.