La Junta de Personal del Hospital Virgen Macarena exige la dimisión de su gerente por la nefasta gestión ante el Covid-19

29 abril 2020

Ausencia de información, falta de compromiso y de consideración con sus subordinados, así como decisiones negligentes con respecto a la utilización de los medios de protección son algunos de los motivos evidentes que han llevado a pedir este cese de funciones. Los profesionales necesitan de un gestor que lleve a cabo sus funciones de manera responsable, aportando a sus trabajadores protección, información y seguridad para poder trabajar con todas las garantías posibles.

La Junta de Personal del Hospital Universitario Virgen Macarena de Sevilla ha exigido la dimisión inmediata del Director Gerente de este centro hospitalario ante la nefasta gestión que está llevando a cabo por la pandemia del Covid-19.

Tras una reunión mantenida el pasado 6 de abril por parte de esta Junta de Personal se decide de manera unánime, en acuerdo con las organizaciones sindicales que la representan, solicitar por escrito la dimisión en sus funciones de Francisco Merino, Gerente del Área Hospitalaria Virgen Macarena.

Los motivos, explica la Junta de Personal que llevan a tomar esta decisión son varios. En primer lugar la ausencia de información en relación a la situación derivada del Covid-19, tanto es así que se ha hecho caso omiso a las preguntas que el pasado 25 de marzo se remitieron al respecto a dicha Gerencia.

A ello se suma, continúa argumentando, la falta de compromiso por parte de la Dirección del Hospital Virgen Macarena de participar activamente en las medidas adoptadas para hacer frente a este virus, lo que a su vez ha llevado a graves negligencias en la utilización de los medios de protección disponibles, optando incluso a la reutilización de los equipos de protección destinados a los profesionales sanitarios, lo que ha sido denunciando ante el Comité de Seguridad y Salud y ante la Inspección de Trabajo.

Así, Francisco Merino pone en peligro la seguridad de los profesionales, incumpliendo las recomendaciones establecidas para la prevención de riesgos laborales, así como las disposiciones sobre seguridad y salud en el trabajo, al no establecer los medios adecuados de protección.

Además los profesionales del centro hospitalario Virgen Macarena están sufriendo la actitud prepotente y un exceso de autoridad por parte de su Director Gerente que muestra una importante falta de consideración con sus subordinados, lo que está generando el consiguiente perjuicio a los trabajadores y un enorme malestar entre los mismos.

Por todo ello, la Junta de Personal del Hospital Universitario Virgen Macarena considera que tiene motivos más que suficientes para exigir el cese inmediato del Gerente de este centro.

Ante una situación de crisis sanitaria como la actual, los profesionales necesitan de un gestor que lleve a cabo sus funciones de manera adecuada y responsable, aportando a sus trabajadores protección, información y seguridad para poder trabajar con todas las garantías posibles.