SATSE condena la agresión a dos profesionales sanitarios durante su guardia en Alcalá del Río

29 septiembre 2019

Una enfermera y una médico fueron víctimas de empujones, insultos y amenazas por parte de una pareja de usuarios, viéndose obligadas a encerrarse en el interior de la consulta. El Sindicato de Enfermería y el Sindicato Médico de Sevilla convocan mañana, 30 de septiembre, una concentración de repulsa a las 12 horas en la puerta del Centro de Salud de Alcalá del Río.

El Sindicato de Enfermería, SATSE, en Sevilla ha denunciado las agresiones sufridas este sábado por profesionales sanitarios que hacía guardia en el Centro de Salud de Alcalá del Río. En concreto, una enfermera y una médico fueron víctimas de empujones, insultos y amenazas por parte de una pareja de usuarios, viéndose obligadas a encerrarse en el interior de una consulta.

Según ha detallado SATSE, las profesionales han pasado verdadero terror ante la violencia de los agresores, que reaccionaron así ante el retraso de 15 minutos en la atención para una cura programada, retraso generalizado porque el equipo había tenido que salir a atender una urgencias.

Tras tener que encerrarse en la consulta lograron salir para acudir al Hospital Virgen Macarena e interponer posteriormente la correspondiente denuncia. Esta circunstancia obligó al cierre del centro de salud durante la jornada del sábado, dejando sin atención urgente a más de 12.000 vecinos de Alcalá ante la imposibilidad de sustituir a los profesionales.

Concentración

Como respuesta a este último episodio de violencia contra profesionales sanitarios, el Sindicato de Enfermería y el Sindicato Médico de Sevilla han convocado para mañana, 30 de septiembre de 2019, una concentración de 15 minutos en el centro de salud de Alcalá del Río a las 12 horas. Reclaman la adopción de medidas efectiva por parte de las Administraciones así como el apoyo de la ciudadanía a los profesionales por cuya salud trabajan a diario.

Por su parte, para la responsable de SATSE Sevilla, Reyes Zabala, “estas situaciones son intolerables, no se puede increpar, insultar y mucho menos agredir a profesionales que simplemente cumplen con su trabajo. Es tal la humillación e indignación que generan situaciones como estas que provocan que muchos profesionales tengan dificultades para volver a realizar su trabajo con confianza y normalidad, por el estrés o por el daño psicológico generado tras esta experiencia traumática. Las enfermeras y enfermeros estamos para cuidar a los personas y no es justo que nos veamos sometidos a estas agresiones por las posibles deficiencias del Sistema Sanitario”.

SATSE lamenta que después de la puesta en marcha de distintas campañas contra las agresiones al personal sanitario lamentablemente para nuestros profesionales, estos hechos se siguen repitiendo. El Sindicato de Enfermería, recuerda además, que la agresión física o intimidación grave contra profesionales sanitarios en el ejercicio de su función pública asistencial viene siendo considerada como delito de atentado por los tribunales de Justicia, y así se han dictado ya numerosas sentencias en estos casos