El Sindicato de Enfermería realiza un balance negativo del curso político en Andalucía en materia de Salud

28 junio 2011

María Jesús Montero, Consejera de Salud Junta de Andalucía

Para el Sindicato de Enfermería, en los últimos años se ha producido un grave deterioro del Sistema Sanitario al centrar los esfuerzos en proyectos personales de la consejera y el gerente del SAS. A juicio de SATSE en vez de mejorar la atención al ciudadano se está intentando culminar la legislatura con un Decreto para colocar afines y que atenta contra la autonomía profesional de la Enfermería.

El Sindicato de Enfermería (SATSE) de Andalucía ha realizado un balance negativo del curso político en Andalucía en materia de Salud y, en especial, ha acusado a la consejera de Salud, María Jesús Montero, de menospreciar a los profesionales de Enfermería. A juicio de SATSE, la política desarrollada por el departamento de María Jesús Montero se ha plasmado en una desconsideración general tanto a la propia actividad asistencial en la prestación de los cuidados de Enfermería como al papel de estos profesionales en el sistema sanitario.

Para el Sindicato de Enfermería, el contexto de crisis económica y recortes generalizados en las cuentas públicas, en ningún caso debe repercutir en un servicio fundamental como es la Sanidad pública ni, por supuesto, servir de excusa para retroceder en los derechos adquiridos por los trabajadores en los últimos años.

En este sentido, el Sindicato de Enfermería destaca los reiterados incumplimientos de la Consejería de Salud y del Servicio Andaluz de Salud (SAS) durante toda la legislatura de los compromisos adquiridos con los profesionales de Enfermería. A juicio de SATSE, la Administración ha dejado pasar el tiempo sin atender de forma seria y rigurosa las reivindicaciones lógicas del colectivo de enfermería en la comunidad como son la adecuación de las plantillas, la consolidación del empleo o el desarrollo de las Especialidades de Enfermería.

En materia de plantillas, el Sindicato de Enfermería señala que los profesionales han visto como se deterioraban sus condiciones laborales durante los últimos años ya que el crecimiento de la actividad asistencial y la cartera de servicios no ha tenido el adecuado refrendo en el aumento de personal necesario para hacerle frente. Al déficit crónico de plantilla, según señala SATSE, durante los meses estivales se va a sumar, una vez más, la falta de cobertura de las vacaciones, lo que provocará que el personal en los centros quede bajo mínimos a pesar de que la demanda de asistencia no se reduce de forma ostensible en el verano.

De otro lado, el Sindicato de Enfermería recuerda a la Consejera de Salud su compromiso de estabilizar las plantillas del SAS culminando el proceso de consolidación de eventuales con la convocatoria de una Oferta Pública de Empleo. Según recalca SATSE, mientras en otros ámbitos de la función pública se han convocado oposiciones, la última OPE convocada en el SAS es la 2004-2007, de forma que se está produciendo un agravio a los profesionales trabajan a diario en una situación precaria en Andalucía en un servicio público esencial como es el sanitario.

Especialidades
De otro lado, el Sindicato de Enfermería denuncia el nulo avance en la implantación de las Especialidades de Enfermería, la Administración está incurriendo en una contradicción al formar especialistas sin puestos de trabajo ni categoría laboral propia. En esta línea, SATSE considera inaplazable que se pongan en marcha los cauces para que el sistema sanitario incorpore las aportaciones que las enfermeras especialistas realizan en beneficio de los ciudadanos.

Por eso, el Sindicato de Enfermería continuará reclamando la creación de la categoría de Enfermera Especialista y de los puestos de trabajo correspondientes, para trasladar al ámbito asistencial y laboral la nueva realidad de la profesión tras la convocatoria de las últimas especialidades de Enfermería.

En otros campos, SATSE denuncia que se ha dejado pasar la legislatura sin culminar la reforma de la atención urgente en el ámbito de Atención Primaria, que no se completó con el acuerdo firmado en 2007, y la necesaria reforma de la Carrera Profesional del SAS con la homologación de los niveles así como el grado de dificultad en su obtención, con la media de las comunidades del Estado

Decreto de UGC
Frente a estas medidas que beneficiarían la asistencia que se presta al ciudadano, el Sindicato de Enfermería denuncia que la Consejera y la Gerencia del SAS pretenden ahora culminar la legislatura con la implantación de un nuevo modelo de gestión plasmado en el reciente borrador de Decreto de Unidades de Gestión Clínica. SATSE ya ha mostrado su rechazo a este decreto pues, entiende, que de un lado se trata de una fórmula para consolidar en la estructura de poder del sistema a los directores afines y, de otro lado, implica un ataque a la autonomía de la Enfermería, supeditando su labor a la de otros profesionales de la salud sin los conocimientos ni las competencias para dirigir la actividad cuidadora profesional que realizan las enfermeras.

Ante esta situación, el Sindicato de Enfermería continuará exigiendo a Salud que sea sensible a las reivindicaciones del colectivo de Enfermería ya que implicarán mejoras para el Sistema Sanitario Público Andaluz. Por último, SATSE ha advertido que, de continuar con su actual línea de trabajo para el resto de legislatura, adoptará todas las medidas que sean necesarias para mostrar su firme oposición a una política que atentan contra las enfermeras y enfermeros andaluces y, en definitiva, contra la asistencia sanitaria al ciudadano.